Palabras del Papa Francisco a la mafia

“El Papa Francisco amenaza a la mafia con el infierno.” Ese era el título de una noticia corta del diario principal de Finlandia, el Helsingin Sanomat, del 23.1.2014.

Es que el Papa se reunió con unos 700 familiares de víctimas de la mafia. En un acto conmemorativo en honor de las víctimas, el Papa dijo: “¡Por favor, cambiad de vida, convertíos, dejad de hacer el mal! Esta vida que vivís no os dará felicidad, alegría. El poder y el dinero que tenéis ahora de tantos negocios sucios, de crímenes mafiosos, son dinero lleno de sangre, no podréis llevarlo a la otra vida. ¡Convertíos para no acabar en el infierno, es lo que os espera si seguís por este camino! Tenéis un papá y una mamá, pensad en ellos, llorad un poco y convertíos, os lo pido de rodillas»”

Foto oficial del Papa Francisco, el Papa del pueblo, a como algunos lo llaman.

En realidad que el título de Helsingin Sanomat me preocupa por la razón que es muy fácil de adivinar: la mafia.

No soy religiosa. De pequeña mi abuelita Engracia me llevaba a misa todos los domingos, pero no recuerdo cuando fue la última vez que fui a misa. Dejé la iglesia hace muchos años simplemente por su posición respecto a algunos temas relacionados con la mujeres. Lo cierto es que con la llegada de este Papa Francisco, me ha llamado mucha atención su forma de hablar.

A veces escucho emisoras de radio de Nicaragua y de España. Hoy escuchaba a un sacerdote de Nicaragua que contaba sobre todas las parroquias a donde tenía que ir para darle a los feligreses la posibilidad de confesarse. Decía que era una recomendación llegada desde El Vaticano. El Papa Francisco no sólo habla sino que está poniendo a los curas a trabajar por el pueblo y eso me parece muy bien.

No voy a ir a confesarme. Claro que sería un poquito distinto si el Papa Francisco me invitara al Vaticano para que le confesara a él todas las penas y alegrías que llevo conmigo. Ante todo le agradecería por este año de servicio que ha realizado y especialmente por darle a muchos jóvenes un mensaje de esperanza.

 

Este Papa Francisco tiene muchas veces razón en lo que dice y también en eso que le dijo a la mafia. Ese mismo mensaje vale para todos nosotros: siempre podemos intentar actuar de una mejor manera.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s