La soledad de la América Latina olvidada

Uno de los más grandes escritores, periodistas y renovadores de la lengua española se ha ido. Gabriel José García Márquez falleció a los 87 aos de edad en Ciudad de México, donde el escritor llevaba ya 30 años viviendo. García Márquez nació en Colombia 1927.

García Márquez nos deja un buen número de obras muy significativas como Cien años de soledad, escrita en 1967 y que ha sido traducida a varias lenguas. Otras de sus obras son: El coronel no tiene quien le escriba, 1961, Cronica de una muerte anunciada, 1981, y El amor en los tiempos del cólera, 1985, entre otras. En la lista de sus obras en la página web del Instituto Cervantes aparecen 47 obras.

En el año 1982 García Márquez recibió el Premio Nobel de Literatura. En la ceremonia del Premio Nobel García Márquez habló sobre la soledad de América Latina(La soledad de América Latina). En su discurso señala las causas de esa soledad como los golpes de estado, las dictaduras, las guerras, la pobreza, la muerte infantil, etc. En ese ya popular discurso, García Márquez sueña con una América Latina sosialmente justa al igual que las sociedades europeas. “¿Por qué pensar que la justicia social que los europeos de avanzada tratan de imponer en sus países no puede ser también un objetivo latinoamericano con métodos distintos en condiciones diferentes?”

Al momento de su partida América Latina vive momentos de relativa paz, comparados a los años violentos de las décadas de los 80 y 90 y también la pobreza ha sido reducida. Lamentablemente el totalitarismo prevalece y la justicia se ausenta de muchos lugares del continente.

El nombre y las corrientes políticas de los dirigentes totalitaristas han cambiado de nombre. La palabras que tanto amó, como periodista, no son libres en todas partes. Este año, muchos periodistas latinoamericanos han sufrido presiones y censura.

Colombia ha declarado tres días de duelo y el lunes serán los funerales oficiales en Ciudad de México. Parece que las cenizas del gran escritor serán compartidas entre Colombia y México.

Después de su muerte, García Márquez une pueblos. En cada latinoamericano y persona sencilla de todo el munndo sigue viviendo ese aldeano de Macondo, el pueblo de Cien años de soledad. El planeta está lleno de Macondos olvidados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s