Elecciones europeas en la vida cotidiana

El domingo próximo, 25 de mayo, son las elecciones europeas. Vamos a ir a las urnas a elegir a los futuros 751 eurolippueurodiputados para el período de 2014-2019. Finlandia eligirá a 13 eurodiputados de un total de 251 candidatos. A medida que el día de las elecciones se aproxima, los sentimientos parecen arder.

Soy una simple ciudadana que ejercerá su voto. Mi vida es la de millones de ciudadanos que han dejado su tierra. Vida con días espléndidos y con otros que abruman y desesperan.

Tuve uno de esos días abrumedores. Les cuento lo que me pasó, una vaina de esas a como dicen en Centroamérica. Se los cuento porque eso sucede aún en el mundo de hoy y en países con alto índice de educación. Estoy en un país de Europa, pero eso sucede en todas partes del mundo. A lo mejor esta experiencia ayuda a los demás a vivir sus calvarios. Cada uno lleva grandes cargas encimas, aunque la vida parezca de glamour y de gloria.

En Finlandia hay una excelentísima red de bibliotecas que funcionan con fondos públicos. Son bibliotecas municipales. Hoy me fui a una bicicleta a devolver unos libros que había prestado para los exámenes de admisión de mi hija.

Mientras estaba parada frente al mostrador de la bibliotecaria que me servía, vino una mujer desconocida con una mirada furiosa, pensé que ella esperaba su turno y me equivoqué. De pronto la mujer me dijo: “No tenemos dinero para mantener nuestras bibliotecas porque educamos a personas ajenas.” Le dije que “esos ajenos” también pagan sus impuestos a como, por ejemplo, lo he hecho ya por más de 20 años. La mujer dijo que ella ha nacido y vivido en Finlandia toda su vida y ha trabajado desde pequeña y que ahora va a votar en las elecciones para que las cosas cambien.

Temblando le dije que no es asunto mío lo que ella ha hecho o hace y que tampoco me compete saber como ella va a votar. Le dije que muchos jóvenes que ahora estudian van a pagar en el futuro los gastos de atención que también ella va a necesitar. La mujer respondió que no es nada personal y que tiene derecho a la libertad de palabra. Solamente le dije que ciertamente está en su derecho, pero que son asuntos que no me interesan y que solamente quiero prestar libros. Tamblaba de miedo y de nerviosismo y pedí a la bibliotecaria maniobrar rápido para salir de allí. Salimos casi corriendo y admito que en el patio de la biblioteca se me salieron las lágrimas porque nadie, ni yo, tiene que afrontar ese tipo de situación. Si mi apariencia fuera otra, nunca sería objeto de protestas.

Al salir de la biblioteca me topé con una persona conocida que sonriente vino a saludarme y tuve que contarle el motivo de las lágrimas. Me abrazó y me dio aliento. A veces hay ángeles que te hacen ver la bondad de la gente en momentos difíciles. Toparme con otro tipo de persona me puso a pensar en que no todo y todos son negativos. La fuerza de un abrazo puede más que amonestaciones y refunfuños injustos.

Es difícil comprender que alguien descargue su odio en personas desconocidas. Vive tu vida tranquila y deja que los demás vivan la suya a su manera. Todas las personas en todas partes del mundo deberían tener el pleno derecho de resolver sus problemas en cualquier institución estatal, municipal y privada sin temor a ser víctimas de acoso y molestias.

Si alguien tiene inquietudes políticas, lo más razonable es actuar en los partidos políticos o dirigir sus inquietudes a los políticos y en este caso a los candidatos para eurodiputados interesado en los asuntos migratorios. Un ciudadano cualquira no puede, de ninguna manera, resolver los serios problemas de la política migratoria europea. En lo que sí podemos influir es en nuestra actitud hacia las personas que nos rodean. Crecer como personas justas y respetables.

En finlandés: Löytöretki

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s