El “beneficio” de las masacres

Mucho se ha dicho y publicado sobre la libertad de expresión, después del sangriento ataque a la redacción del semanario francés Charlie Hebdo.

No he dicho nada y no porque no tenga nada que decir, sino porque sobre el tema he leido buenos comentarios. Uno de los artículos de opinión que más me ha gustado fue escrito por Niklas Herlin, periodista y propietario (fundó el diario con dinero de su propio bolsillo) del diario virtual Uusi Suomi.

Käyttäjän niklasherlin kuva

Niklas Herlin, editor, escritor y periodista.

 

Según Herlin, en Finlandia no existe libertad de palabra a la imagen y semejanza de como es interpretada en Francia. “El semanario satírico Charlie Hebdo publica material que en Finlandia causaría odio, discurso de odio, boicot y denuncias. Y con motivos.

La interpretación de la libertad de expresión varía de un país a otro y no sólo entre países desarrollados o en vías de desarrollo o entre países islámicos y de otras religiones. “ Si el diario Uusi Suomi hubiera publicado por ejemplo ,del partido Los Finlandeses Verdaderos, material comparable con lo que Charlie Hebdo ha publicado del partido francés ultraderechista Frente Nacional, el jefe de redacción ya habría sido despedido.”, dice Herlin.

Y continúa: “…Si sobre el islamismo se hubiera publicado el mismo material basura que Charlie Hebdo ha publicado, el jefe de redacción de Uusi Suomi también habría sido despedido.” Es bueno que en Finlandia se matenga un nivel alto en la libertad de expresión.

La libertad de expresión al estilo de Francia y Estados Unidos es un hueso demasiado duro de morder para muchos finlandeses también admiradores de las prácticas democráticas francesas y norteamericanas.

Según Herlin, hay que mencionar que muchos finlandeses que se proclaman ser Charlie, han protestado anteriormente en contra de las palabras de los llamados finlandeses verdaderos.

Al final del texto Herlin escribe que la libertad de palabra en Finlandia no ha cambiado mucho. “Tener la razón, el desprecio por la opinión de los demás y la cultura de la intolerancia son fuertes y en vigencia en Finlandia. De un partido a otro, de una religión a otra, de izquierda a derecha y a centro.”

Y eso pasa entre los mismos finlandeses y se incrementa cuando el que opina “es de fuera”, aunque haya vivido en Finlandia durante décadas.

Käyttäjän markkuhuusko kuva

Markku Huusko, redactor jefe de Uusi Suomi.

En la opinión pública se le da demasiada importancia al origen del que opina y se deja a un lado la opinión misma, aunque esa opinión sea de importancia. Por eso, me gusta mucho también el texto escrito por Markku Huusko, redactor jefe de ese mismo diario finlandés. En ese artículo Huusko medita sobre un tema muy filosófico como es la incapacidad de cada individuo de influir en su lugar de nacimiento y religión a la que sus padres pertenecen.

Hoy, y despues de los ataques terroristas en Francia, se culpa y se ha culpado a mucha gente que no tiene ni la menor culpa de lo sucedido. En vez de buscar culpables, deberíamos preguntarnos dónde están los que se benefician de esas masacres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s