El día en que mi abuelita se fue

En enero escribí sobre una foto de mis tíos y tías y sobre el valor que tienen las fotos viejas para nosotros los que vivimos en el extranjero.

Hoy encontré en una caja esta foto. El día en que esa foto fue tomada, yo estaba presente viviendo esos tristes momentos. Ese día mi abuelita María Engracia Ráudez de Reyes falleció. Yo tendría unos 11 o 12 años. No me acuerdo exactamente. Para ese entonces en Nicaragua vivíamos una guerra civil para derrocar a la dictadura de Anastacio Somoza. Recuerdo que los soldados de la Guardia Nacional llegaron a revisar si en el ataúd en realidad había una anciana y no un guerrillero.  Eso causó tanta repuganción en los presentes y nunca se me ha olvidado. Mi abuelita murió en nuestra casa.

En enero también decía que en Nicaragua cuando alguien se muere, los amigos y familiares se acompañan. Nadie está solo. Como mi abuelita tenía una familia numerosa, a su entierro fue casi todo el pueblo.

??????????

Arriba, y de izquierda a dereche, mis tías Francisca, Salustina, Domitila, Julia (mi mamá), Polita, Geronima. En cuclillas mi tío Ricardo, mi primo Juvencio, mi tío Diego y mi tío Catalino.

Miro esa foto como si fuera ayer. En aquellos momentos no lloraba la muerte de mi abuela. Después sentí y sufrí mucho la gran pérdida de su partida. Ella era de esas abuelas serias y cariñosas, recta pero amable a la vez. En sus brazos siempre encontré consuelo y refugio. Ella era una de esas amigas simpre presentes.

En finlandés: Isoäiti lähti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s