La foto (la cara) de Finlandia que nunca quisimos ver

El jueves, en los medios sociales de Finlandia había una tormenta de comentarios sobre una “manifestación” realizada en el patio de un Centro de Acogida para Refugiados en la ciudad de Lahti.

Además de que los dichos “manifestantes” lanzaron petardos a los autobuses que llegaban al CAR trayendo madres, niños y demás adultos que llegaban a Finlandia en busca de refugio, gritaban consignas en contra de la pobre gente. Uno de “los manifestantes” se vistió con la capucha blanca, típica de la organización racista estadounidense Ku Klux Klan.

Ku Kux

También el diario español El País ha publicado esa atriste foto.

Sería una injusticia no realzar la gran protesta y repudio que esa fotografía ha causado en la opinión pública finlandesa e incluso hasta el gobierno de Finlandia ha hecho público su repudio a ese tipo de actos.

La foto ha sido publicada ya por los pricipales medios de difusión del planeta y como decía Sauli Niinistö, presidente de Finlandia, esa foto, empaña la imagen de Finlandia en el extranjero.

Hoy he escrito en mi diario en finlandés sobre el derecho a manifestarse en las democracias y las “manifestaciones” en contra de los refugiados. Manifestarse es un derecho que hay que defender pero que no debe ser confudido ni usado arbitrariamente para inculcar el odio.

Manifestarse en contra de los refugiados no es manifestarse en contra de la política migratoria. Todavía no se han organizado manifestaciones en contra de la política migratoria europea y finlandesa. Es decir, una manifestación cuyo objetivo sea criticar a los dirigentes políticos por las faltas existentes en la política migratoria. Esas faltas existen, como por ejemplo, la falta de métodos legales de entrada a la UE, lo que ha creado un mercado de contrabandismo.

Los refugiados y solicitantes de asilo son víctimas de esa política migratoria de mano dura practicada por la Unión Europea durante años. Esas pobres personas que llegan de lejos en busca de un refugio, no toman ningún tipo de decisión en este país y en ningún otro. Por tanto esas manifestaciones en su contra son meros actos de violencia sin ninguna justificacón más que la mera publicidad de ideas racistas.

Lo alentador es que esa otra cara de Finlandia, esa positiva de un sí a la solidaridad de las personas, es mucho mayor.

Anuncios

1 comentario

  1. Es muy lamentable saber que en Europa, el continente economicamente mas rico del mundo, se esten produciendo (aunque sean casos aislados) hechos de repudio y odio hacia personas desventuradas que estan huyendo de la guerra en su pais. Muchos paises pobres a lo largo de la historia han acogido a cientos de miles de personas que salen aterrorizadas de sus paises por razones similares y ahora no recuerdo que los clasemedieros y los pobres nativos de esos paises que acogieron se hayan compotado negativamente. Desafortunadamente por unos mal portados pagan todos, muchas veces. Esperemos que Finlandia pueda revertir sabiamente esa mala imagen ocasionado por algunos de sus nacionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s