El club de Ortega y la libertad de expresión en Nicaragua

Los nicaragüenses seguidores de la pareja Ortega- Murillo hablan de pertenecer al partido político FSLN y de defender los ideales de ese partido.

Ya desde hace unos años, eso a lo que los orteguistas llaman FSLN no es un partido político sino un club de allegados o correligionarios, a como Somoza le decía a su gente.

Hice las siguientes preguntas a unos compatriotas que hablaban precisamente de eso, de los ideales de lo que ellos llaman partido político:

¿Cuándo leyeron por última vez los estatutos del FSLN y los hicieron cumplir? ¿Cuándo tuvieron un congreso del partido y cuando se reunieron para escoger nuevos cuadros? También se puede preguntar más cosas como:  ¿Les consultan para hacer reformas y propuestas al programa del partido? ¿Puede cada uno de los miembros del FSLN postularse libremente a cargos públicos? ¿Pueden criticar libremente la labor y la actuación del llamado partido?

También les hice otras preguntas:

¿Por qué en el poder quitaron personería jurídica a partidos que ya existían? ¿Por qué cierran medios de difusión, maltratan, matan periodistas, apalean y disparan contra el pueblo?

Las respuestas se hicieron esperar y fueron sustituidas por eslóganes llamando a la paz y culpando a los que han salido de las filas de ese club de amigos por no querer cambiar lo que llaman partido político. Siempre la culpa es de los demás. ¿Y eso de la autocrítica? Solo un ciego servidor niega la realidad, por su propio provecho o por que no sabe. Por mera miopía ideológica hablan de un partido político.

Es comprensible que  mucha gente no sepa lo que ocurre, si esa gente sigue solamente las noticias a través de los medios de difusión afines al gobierno. Desde que comenzaron las marchas en contra de las reformas del INSS, los medios de difusión oficialistas han mantenido a la población en ignorancia de toda la violencia que ha ocurrido. No han puesto videos de jubilados ensangrentados, de jóvenes moribundos en brazos de sus compañeros, de madres llorando y enterrando a su muertos, de los antimotines disparando a mansalva, de jóvenes de la llamada Juventud Sandinista apedrando, apaleando y dando puñetazos a los manifestantes. En vez de eso, los medios oficialistas, publican montajes difamatorios como lo de “los saqueos de la derecha vandálica”, “el secuestro de Telemaco Talavera” que el mismo Talavera desmintió. Ahora andan con el cuento de que “los vándalos queman buses”, lo que ya ha sido desmentido. Y en esos actos los canales del gobierno aparecen de inmediato. ¿Cómo se enteran tan rápido? Allí si están presentes.

Es triste ver tanta indolencia y desprecio por los compatriotas muertos. Son 59 fallecidos, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) y 5 estaban en cuidados intensivos, de los cuales ayer murió uno. La orden era de matar, no de intimidar. Eso dice Marcos Carmona, representante del CENIDH. ¿Y qué decir de los detenidos y el trato que recibieron, de los heridos y las respuestas que les han dado en algunos centros de salud y hospitales públicos? Es una vergüenza.

Nicaluto

Los familiares de los jóvenes fallecidos piden justicia.

El FSLN en el que un día creimos, confiamos y en cuyas filas muchos compatriotas dieron su sangre, ya no existe. Los verdaderos sandinistas han sido traicionados por una pareja y sus compiches aferrados al poder y corruptos. Ser danielista es aceptar un régimen violento y sanguinario. Muchos nicaragüenses serán siempre sandinistas, hijos de los ideales de Sandino y no fieles servidores a, dirigentes déspotas e inhumanos, a la élite en el poder.

No hace falta conspiraciones ni manipulaciones porque el mismo gobierno se afana en hacer la peor de las campañas publicitarias a su favor. Es casi imposible censurar en los medios sociales.

Sobre los héroes y mártires

Muchos orteguistas exigen el respeto a los héroes y mártires que perdieron su sangre por ver una Nicaragua libre de somocismo y estoy muy de acuerdo con ellos. No obstante, pregunto lo siguiente: ¿Murieron esos miles de jóvenes nicaragüenses en la lucha contra Somaza por el FSLN o por Nicaragua? –Murieron por ver una Nicaragua libre. Ellos no tuvieron alternativas políticas en aquellos años. Tanto en los años 70 y 80 como ahora en el 2018, los jóvenes nicaragüenses mueren por la patria de todos sin banderas políticas. Hay solamente una bandera de todos los nicaragüenses, la bandera nacional.

La libertad de ofender o de expresión

Sobre la libertad de expresión voy a decir algo, como periodista, este es un tema que me interesa mucho. En las redes sociales la gente confunde la libertad de expresión con libertinaje a decir lo que se le antoja. La libertad de expresión no está por encima de las demás libertades individuales.

La libertad de expresión es la libertad que tiene toda persona de expresar y divulgar información. Esa libertad de expresión es violada cuando se impide a garrotes y plomo opinar, cierran medios de difusión, roban y matan a periodistas, a como pasó hace unos días y sigue sucediendo. La libertad de opinión es de todas las personas, pero tiene sus límites, la responsabilidad. Con la libertad de opinión no se puede ofender personalmente a nadie.

Los políticos y todas las personas que participan en la actividad política partidaria y pública, tienen una responsabilidad mayor y por tanto a ellos y a ellas se les puede criticar libremente también con palabras duras por el mal empleo en su labor política. Devengan un salario del pueblo como políticos. Criticar las opiniones sin ofender, es siempre correcto. Chisme y opinión son cosas distintas.

Ahora alguien dirá que quitar una bandera rojinegra de las universidades va en contra de la libertad de expresión. Eso es querer confundir. En pocas palabras, la autonomía universitaria es la independencia política y autogobernabilidad de las universidades. Eso quiere decir que en los centros universitarios no deberían existir símbolos políticos de ningún tipo. Vi un video de la manifestación de los universitarios de la UNAN de León, y donde los empleados de esa universidad violaban la autonomía universitaria en la cara de los jóvenes, al portar publicidad de Ortega y del FSLN. La universidad no es de un partido o club político y ni de un gobernante.

Nicaragua no es de Ortega y sus allegado. Nicaragua es de todos y para todos.

En finlandés: Ortegan totuuskomissio

Sos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s