La mejor promesa para el año 2018

Ya faltan unas horas para que termine este año impar. Me gustan los años pares y quizá por eso la espera del año 2018 es hoy muy alentadora.

El año 2017 ha sido bueno en el plano personal, pero hay que tener en cuenta que no vivimos aislados siendo el centro de todo sino que convivimos en un mundo global. Una decisión personal aunque nos parezca insignificante puede tener gran importancia a nivel nacional y mundial. Por ejemplo, todos los que votaron por Donald Trump en Estados Unidos, nos han “regalado” un planeta más dividido y hasta injusto y negativo. Los simpatizantes del señor Trump no estarán de acuerdo conmigo.

Un dicho dice que no hay mal que por bien no venga y quizá esa polarización, ese pensamiento marginante y ese trato despectivo hacia ciertos grupos de personas, han unido a grandes masas en la lucha contra las injusticias palpantes. Así hemos visto como la lucha por el cambio climático ha retomado fuerza; las mujeres y hombres con valor se han sumado a la campaña en contra del acoso sexual, etc.

Los políticos son muy responsables de lo que pasa lejos y cerca. El problema catalán no se habría agudizado sin posiciones mezquinas de los grupos y dirigentes políticos.

El problema de los refugiados en Europa no sería un problema tan grave si no fuera por las posiciones egoistas y demagogas de los políticos. La memoria histórica de las naciones y especialmente de los políticos es cortísima. Los años de paz vividos, en parte, gracias al proyecto de la Unión Europea ha sido dañino para la memoria histórica. En los años de paz, muchos han olvidado las necesidades que los europeos vivieron en los años de guerra.

De norte a sur, al refugiado y al solicitante de asilo se le ve solamente como un gasto económico o como un saco repleto nada más de problemas. El chivo expiatorio ya no son solamente los judíos, a los que se sigue odiando, sino también los solicitantes de asilo, los refugiados, todos los inmigrantes cuyo aspecto se diferencia del “europeo”. Así el auge de la ultraderecha y el discurso comprensivo o el silencio de los dirigentes políticos deja mucho que desear. En ese sentido Europa ha retrocedido.

La dureza ideológica no se ensaña solamente con el que viene de fuera sino también con los que menos recursos tienen. Así a las puertas del 2018, el gorbierno finlandés, con aprobación de la mayoría parlamentaria, pondrá en vigor medidas que dificultan la vida de los desempleados. La dureza de las obligaciones, sin que el desempleado tenga la posibilidad de influir en el destino de su vida laboral, es una injusticia. La negigencia, la responsabilidad del empleador es traspasada al desempleado con la amenaza de perder la prestación de desempleo. El liberalismo sigue su paso a punta de patadas y codazos para los marginados.

El 2017 no es un año solamente negativo porque como ya decía al comienzo de este texto, la polarización ha influido en un movimiento social en contra de la injusticia. Las redes sociales han acercado a las personas con ideales similares. Se respira cierto descontento que de no ser percibido por las clases en el poder, podrá tener graves consecuencias. No es una amenaza sino un cruda realidad, una cruda realidad europea.

Ante este escenario, creo que aunque nos vaya bien, tenemos que tenderle la mano al que sufre en el fango de la injusticia y no empujarlo con el pie para que se hunda más.

En vez de deseos para el año 2018, muy a la finlandesa, podríamos hacer buenas promesas y cumplirlas. La lucha sin egoismo en contra de las injusticias es una muy buena promesa.

Café

Finlandia es el país que más consume café per cápita al año.

Anuncios

Finlandia no ha reconocido nada

Me refiero a las noticas que andan por el mundo de que Finlandia podría ser el primer país en reconocer la independencia de Cataluña.

Este tipo de noticias han aparecido después de que el diputado finlandés, Mikko Kärnä, del Partido de Centro (keskusta), el mismo partido político que lidera el jefe del gobierno finlandés, Juha Sipila, escribiera en un tuit así: “Felicitaciones a la República independiente de Cataluña. La semana que viene propondré una moción en el Parlamento de Finlandia para su reconocimiento”.

Hoy Kärnä se ha apresurado a aclarar que esa es su postura personal y no la del gobierno de Finlandia. En Finlandia solamente el Presidente, previa presentación del gobierno, puede reconocer la independencia de otro país. Claro que los diputados de Finlandia pueden expresar su opinión al respecto. De todas formas, creo que este señor metió la pata. No es lo mismo que nosotros, los ciudadanos corrientes, tomemos partido en un asunto tan delicado como la soberanía de otro estado o que lo haga un diputado.

Claro está que durante este fin de semana también en Finlandia se ha discutido mucho sobre el problema catalán. Puedes ir a mi diario en finés a ver los comentarios, si te interesa. En base a todo lo que he leido en Finlandia, quizá por falta de conocimientos de las lenguas española y catalana o por eso de la información al intante, de hoy en día, mucha gente no se adentra en la historia y toma partido a favor o encontra con argumentos bastante débiles. El otro problema es que las grandes casas de noticias no tienen corresponsales fijos en España. Las noticias son, por lo general, de las agencias. Vale la pena decir que Jyrki Palo, periodista finlandés que recide en Madrid ha escrito buenos análisis para Yle, la empresa de radiodifusión de Finlandia.

El mismo Sr. diputado Kärnä dice que como él viene de Laponia, una región marginada de Europa, se solidariza con la también marginada Cataluña. Puede ser falta de conocimientos o simplemete populismo, pero no se puede comparar la posición geográfica de Cataluña con la muy distante Laponia. Además el desarrollo económico de Cataluña comparado con el resto de España es completamente otro que el desarrollo de Laponia y Finlandia.

Otro orgumento que dicen los finlandeses, que apoyan el separatismo catalán, es que el proceso independentista de Cataluña se parece al proceso independentista de Finlandia de hace 100 años. Finlandia era una nación subyugada y sometida por el Gran Imperio de Rusia y con muy pocos derechos. Hablar de la gran dependencia de Cataluña de España o de la marginación de los catalanes, es una buena propaganda separatista que no tiene tanto que ver con la realidad.

El tercer argumento y quizá el más popular es que la violencia del 1.10. no es aceptable y que por eso hay que permitir que los catalanes se independicen. La violencia es inaceptable. Eso está claro.

También hay muchos finlandes que opinan que lo más acertado sería un proceso independentista como el de Escocia. Es decir, que los catalanes deberían votar libremente. El disco sigue dando vueltas.

También es muy cierto que existe un gran número de finlandeses muy despiertos y respetuosos que evitan tomar partido en el asunto. Muchos de nosotros (me incluyo) esperamos que los acontecimientos se desenvuelvan con toda calma y que la paz y la normalidad vuelvan tanto a Cataluña como a toda España.

Up1

En Uppsala fui a una exposición sobre  Ana Frank (Annelies Marie Frank), la niña alemana con ascendencia judía que escribió un diario donde cuenta como pasó más de dos años escondida de los nazis en Amsterdam. En esta piedra gravada por Kristian Lund podría leerse simplemente PAZ.

 

 

 

 

Las empresas éticas actúan con responsabilidad

En Finlandia, existe una empresa llamada J. Kärkkäinen Oy. dueña de una red de almacenes. El nombre de la empresa obedece al apellido de su propietario, Juha Kärkkäinen. Dicho propietario y dicha empresa son conocidos en Finlandia por su posición y opiniones conservadoras y ultranacionalistas.

En el año 2013 el Tribunal de Ylivieska-Raahe condenó a Juha Kärkkäinen con una multa de 90 días por incitaral odio en contra de un grupo de personas. A su vez, la empresa, financiadora de la publicación Magneettimedia, fue condenada a una multa de 45 000 euros.

Como resultado de esta decision judicial, la empresa tuvo que borrar artículos en la página web de Magnettimedia. En esos artículos se escribía en contra de los judíos. Según la justicia finlandesa, esos escritos no cumplían con lo que manda la ley.

Hace dos días, escribí en mi diario en finlandés que a nuestros hogares había llegado el diario de la empresa J. Kärkkäinen Oy, ahora titulado KauppaSuomi (”ComercioFinlandia”). Escribí también que en ese diario de más de un millón de tiradas aparecían, además de publicidades, un par de artículos con contenido muy dudoso y que en uno de los artículos se acusaba a los judíos de los problemas de Finlandia. En los artículos se plantean opiniones en contra de los inmigrantes, de la diversidad cultural y de género, así como en contra de la Unión Europea.

También el diario  Iltalehti ha escrito sobre el tema y en Iltalehti se afirma que el artículo ha sido escrito bajo el seudónimo de Arvi Pihkala. Según diferentes Fuentes, el que escribe es el líder neonazi Juuso Tahvanainen.

En abril del año 2015, la empresa finlandesa Finlayson retiró la venta de sus productos de la empresa J. Kärkkäinen Oy.

En la publicación KauppaSuomi hay varios logotipos (logos) de empresas muy conocidas, también internacionalmente. Estas empresas, voluntaria o involuntariamente, apoyan esta publicación que incita al odio, por ejemplo, contra las personas que en Finlandia viven un día a día en diversidad cultural y de género.

Karkkainen

Aquí afirman que las familias finlandesas son remplazdas con familias extranjeras! Y que el cambio poblacional conlleva a la eliminación de los finlandeses. Ser finlandés es pues, para Kärkkäinen, una cuestión meramente genética.

Juut2

Afirma que la lucha por los derechos de las minorías sexuales se debe a que se quiere destruir el instituto familiar y se quiere hacer de los hombres blancos blandengues con sexo neutral! Al final se menciona como culpable a la investigadora Karmela Liebkind.

Aquí dejo la lista de las empresas cuyos logos aparecen en la publicación ” KauppaSuomi”:

Iittala, Sievi, Sako, Savotta, Fazer, Opal, Fiskars, Airam, Lego, Hackman, Esprit, Timberland.

Las siguientes empresas han publicado anuncios en esta publicación:

Salvos, Sailioykkoset, Jetta, Kymppi-remontit.

Después de que publicara ese artículo, varios ciudadanos y ciudadanas han enviado mensajes a varias empresas mencionadas y les han explicado la situación. Algunas empresas han respondido y las respuestas varían. Las respuestas de estas empresas reflejan la posición y reglas éticas de las mismas. En las páginas web de algunas empresas hay textos muy hermosos sobre los valores de la empresa pero muy poca información sobre como estas bella palabras se llevan a la práctica.

Mi artículo fue publicado en las publicaciones virtuales Migrant Tales y Puheenvuoro. La empresa finlandesa Fazer ha enviado un mensaje a Enrique Tessieri, director de Migrant Tales. El logo de Fazeri ha aparecido en la publicación de Kärkkäinen sin el sonsentimiento de Fazer. Fazer afirma actuar siempre según sus valores y principios éticos respetando el valor de cada persona y afirma que no tolera ningún tipo de disciminación y atropello. En la página web de Fazer aparece información sobre las ayudas a proyectos socials de la empresa.

Respuesta de Fazer:

Mainoksia

De las páginas de KauppaSuomi.

La postura de Finlayson y Fazer es a como debería ser la postura de toda empresa con ética. Principalmente Finlayson ha actuado de forma ejemplar.

En el muro de Facebook de Rasmus, la red finlandesa en contra del racismo, he leido las respuestas de las empresas finlandesas Fiskars y Makia Clothing.

Fiskars

“Gracias por contactarnos.

Kärkkäinen Oy vende en sus propios comercios los productos de las marcas del Grupo Fiskars: Arabia, Fiskars e Iittala, y de tal manera es nuestro minorista. El Grupo Fiskar o sus marcas no han tenido información de antemano sobre dicha publicación y los artículos no representan el punto de vista del Grupo Fiskars o de sus marcas.
Atentamente
Fiskars Finland Oy Ab
Servicio al cliente”

En otras palabras, Fiskars dice que los puntos de vista de Kärkkäinen no son los suyos, pero que le viene muy bien que Kärkkäinen venda sus productos. Fiskars envía un mensaje diferente al que plantean en su página web. En la página web del Grupo Fiskars se dice muy claramente que la empresa es muy ciudadosa a la hora de elegir sus minoristas, resaltando los valores éticos de la empresa.

También la respuesta de Makia clothing es corta y deja mucho que desear.

Respuesta de Makia clothing:
Hola y gracias por contactarnos. No compramos publicidad en dicha publicación sino que, en este caso, el minorista hace publicidad del surtido de productos que vende.  Más información al respecto a trávés del correo electronic de la empresa. Atentamente, Makia Clothing / Atención al cliente

La activista Katri Marttila me ha enviado la respuesta que ella recibió de la conocida empresa danesa Lego. Lego quiere más información sobre lo publicado en la publicación mencionada.

Lego:

Thanks for getting in touch with us. Thank you for having taken the time to write to us about this. We really appreciate every piece of information and feedback from our customers. Katri, we would like to look into this. Could you please provide us with more information of this article? Could you please tell us which issue of the magazine it was, or if you could, for example, send us a link to the article? I can then forward the information on this exact article to the relevant department, who will look into this. Looking forward to hearing from you! We want to make sure we’re doing a good job for you, so you’ll always find the link to a four-question survey in our emails. Please tell us how we did today: LEGO Survey link Please let us know if you need anything else. Have a nice day, Katri! Kind regards, Charlotta LEGO® Service

Cuando Finlayson decidió anular la colaboración con J. Kärkkäinen Oy en abril del año 2015, Finlayson argumentó que su decisión se debía a que la empresas quería dar un mensaje de responsabilidad de la empresa en la práctica.

En el diario Iltalehti: – Los propietarios de almacenes Kärkkäinen están detrás de la publicación Magneettimedia. Esta publicación difunde propaganda incómoda y intolerante. La colaboración con J. Kärkkäinen Oy ha sido buena y lamentamos tener que despedirnos de la misma, pero no queremos colaborar con una empresa cuyos valores se diferencian tan radicalmente de los nuestros. Así explicaba Jukka Kurttila, director de la empresa Finlayson en un comunicado.

Finlayson quiere promover una sociedad más abierta y tolerante.

– Queremos que en los hogares finlandeses se permita más y se juzge menos y que la diversidad sea vista como una riqueza y no como algo curioso. La mayor parte de los finlandeses está de acuerdo con nosotros. Motivamos también a las demás empresas a presentar de forma clara su responsabilidad, también en la p´ractica concreta, dice Kurrtila. (Texto de Iltasanomat).

Queda por ver si las demás empresas tienen la misma y firme moral que Finlayson.

Una empresa responsable es abierta e intenta actuar éticamente a como la ley manda o mejor y no vende sus volores y principios.

En finés en Puheenvuoro o en Migrant Tales.

 

 

 

Grietas en la muy reconocida libertad de prensa de Finlandia

Hoy, en la víspera del Día de la Independencia de Finlandia, es muy triste tener que escribir esto, pero como periodista, lo debo hacer.

Finlandia ha sido ya durante varios años consecutivos el mejor país a nivel mundial en la libertad de prensa,y este año que concluye sigue en el mismo puesto, así lo dice la Clasificación Mundial de la Organización Internacional de Reporteros sin Fronteras.

Mal me temo que esa clasificación de Finlandia cambiará el año que viene y me extrañaría que no cambiara. Ahora explico las causas por las que digo que hay grietas y que no todo anda de manera excelente, a como hasta ahora.

La semana que acaba de terminar ha estado muy ligada al tema de la libertad de prensa debido al “enfriamiento” de las relaciones entre el primer ministro de Finlandia Juha Sipila, del Partido de Centro, y algunos periodistas de Yle, la empresa de radiodifusión nacional de Finlandia.

Ya antes han existido indicios de que el Sr. Juha Sipila es muy delicado con lo que se publica sobre su actividad. En septiembre del año pasado, el diario Helsingin Sanomat publicó una noticia en la que se dice que en la Universidad de Jyväskylä había sido censurado un artículo en el que un investigador de dicho centro universitario hacía una evaluación de un discurso del primer ministro.

La semana pasada el diario portavoz del partido politico Alianza de Izquierda, Kansan Uutiset, publicó un artículo en el que se daban a conocer las relaciones familiares del primer ministro Sipilä con los ejecutivos de una empresa subcontratista de Terrafem, empresa en manos del estado y que acaba de recibir una ayuda estatal de 500 millones de euros. Luego también Yle publicó casi la misma noticia que Kansan Uutiset, antes de haber contactado al primer ministro para obtener su punto de vista al respecto.

El primer ministro no respondió a las preguntas que la periodista la había enviado por correo electronico, pero luego de que la noticia fuera publicada, el mismo primer ministro dijo que su confianza en Yle era cero. Un día más tarde la periodista publicó, con permiso de su jefe, parte de los mensajes que el primer ministro le había enviado y en los que se observa como el tono del primer ministro cambia a lo largo de la cadena de mensajes.

También Ruben Stiller, un conocido periodista de Yle y presentador de una mesa redonda con temas politicos y de actualidad, dijo que Atte Jääskeläinen, director de actualidades de Yle, le había dicho que en el programa no se debía tocar el tema del primer ministro. A Stiller se le amenazó de ser expulsado de su puesto de trabajo.

Con posterioridad a estos tristes acontecimientos, también otros periodista y ex periodistas de Yle han hablado publicamente sobre la política de censura practicada por los directivos de Yle, cuando se trata de temas principalmente relacionados con los partidos politicos más grandes del país y prinicipalmente con el partido politico del primer ministro, el Partido de Centro. Al parecer, existe una cultura de presión de los partidos en el poder principalmente sobre Yle, empresa que funciona con financiamiento public. Esta política de censura y acoso a los periodistas ha sido has ahoy poco conocida por la población.

El Partido de Centro no es el único partido politico de Finlandia que intenta, de vez en cuando, influir en lo que los preiodistas publican. Algunos parlamentarios del Partido los Verdaderos Finlandeses se han negado a ofrecer declaraciones a determinados diarios. Jussi Halla-Aho al diario Aamulehti y Timo Soini, incluso ya siendo ministro de relaciones exteriores, a un diario en lengua sueca.

Este mismo partido liderado por Timo Soini ha querido modificar la política de Yle y disminuir la presencia de diversas culturas en dicho medio.

Hace un par de días leí articulo del profesor sueco Jan Lundius, traducido por Álvaro Quieruga y publicadopor IPS sobre la libertad de prensa en Finlandia. Ya en el título de dicho artículo Lindius decía que incluso Finlandia tiene que cuidar su libertad de prensa y hacía un relato historico de la libertad de prensa de este país nórdico.

En ese artículo Lundius mencionaba como riesgo de la libertad de prensa precisamente la actitud del partido liderado por Timo Soini contra algunos medios y periodistas. Finlandia no es, lamentablemente, tan libre para algunos periodistas en su trabajo informative y de perro guardioán de la política.

Hoy que me siento a escribir, esperamos los resultados de las investigaciones policiales sobre la muerte violenta de una política socialdemócrata y dos periodistas en la ciudad de Imatra. Estas tres mujeres fueron tiroteadas por un hombre de 23 años al salir de un restaurante la noche del sábado.

Independientemente del motivo de tal acto brutal, nos unimos a la preocupación por la seguridad ciudadana y deseamos que la policía aclare cuanto antes lo sucedido.

Si quieres leer en finés, ve a: Melkein itsestäänselvä sananvapaus.

Fuentes:

https://rsf.org/es/clasificacion

http://www.ipsnoticias.net/2016/01/incluso-finlandia-tiene-que-cuidar-su-libertad-de-prensa/

http://www.kansanuutiset.fi/artikkeli/3634230-paaministerilla-laheiset-yhteydet-talvivaaran-urakoitsijaan

http://yle.fi/uutiset/3-9329727

http://www.bbc.com/mundo/noticias-38201164

 

Manifestación contra el nazismo en Helsinki

Quizá ya has leido en algún diario en español que el sábado en Helsinki hubo una inmensa marcha contra el fascismo, el nazismo y la violencia de los grupos extremistas.

La manifestación ocurre a una semana de la muerte de Jimi Karttunen, el joven que fue agredido por un miembro activo del grupo neonazi Movimiento de Resistencia Nórdico de Finlandia, organización dirigida por una central nórdica con sede en Suecia y cuyo objetivo es la instauración de un estado nacionalsocialista nórdico. Haz clic aquí para leer más sobre el caso de Jimi Karttunen.

karttunen2

En el lugar donde Jimi Karttunen cayó, hay un mar de velas y mensajes de amor y paz. En este mensaje dicen que “En mi Finlandia no hace falta tener miedo”.

Uno de los lemas de la minifesteción era “¡El juego se ha acabado -Rompamos el silencio! Uno de los objetivos de la manifestación era criticar a las fuerzas políticas del país por su actitud tolerante ante el racismo, el nazismo y el fascismo. No es un secreto para nadie que en uno de los partidos políticos que forman el gorbierno hay miembros simpatizantes de esas ideas antes mencionadas.

Estuve presente en la manifestación y fue impresionante ver tanta gente (entre 15 000 o 20 000) unidos por una causa. Nos repartieron pitos y durante toda la manifestación se gritaban consignas de no al racismo y el ruido era mucho. En los escaparates de reconocidos comercios, los empleados mostraban pancartas de la paz y no a la violencia.

mielenosoitus6

La manifestación salió de la plaza que está entre la Sala de Música y “Sanomatalo”, pasando por las muy conocidas avenidas Mannerheimintie y Aleksanterikatu hasta llegar a la Plaza del Senado.

 

En la Plaza del Senado cantamas, escuchamos discursos, música y conversamos con nuestros amigos. La presidenta Tarja Halonen fue una da las oradoras. Su discurso fue corto pero contundente de un NO a la violencia. “Somos muchos, miles. Esto es excelente porque la democracia es un juego de equipo en el que las reglas de juego son para todos.” (Traducción libre de parte del discurso).

tarja

La presidenta Tarja Halonen (ahora en retiro) habla a los manifestantes.

Hoy en las noticias dicen que el gobierno estudiará una propuesta para apretar la tuerca contra los grupos extremistas y el neonazismo. Veremos que pasa. La manifestación es solamente el principio de una lucha ardua y clara contra los extremismos. Muchos finlandeses ya vienen luchando desde hace años.kyltti5

¡No más violencia política!, dice en esa pancarta en las manos de ese joven.

 

La vida en Europa es, a veces, como un sacrificio

El fin de semana pasado salió a la luz pública el triste caso de dos mujeres que en una calle de Helsinki, fueron seguidas por dos policías vestidos de civil y que les demandaron presentar sus pasaportes. Estas mujeres eran la madre y hermana de un conocido músico finlandés, “Musta Barbaari”, cuyo nombre de pila es James Nikander.

Ya con anterioridad hemos leido noticias de que la policía de Finlandia, de vez en cuando, hace operativos en las calles y pide documentos de identificación a la gente. Al parecer, esto se hace para capturar a inmigrantes irregulares.

En Finlandia es prohibido, dar trato diferencial a la gente por su apariencia física.

Según lo narrado por Nikander, la policía les puso (a su madre y hermana) las muñecas y las registró. Según las mujeres, ellas preguntaron a la policía el motivo de tal actuación y la policía no les respondió nada. Ahora el caso está siendo estudiado por las autoridades que evaluarán la actución policial.

Como esto no fuera poco, después de que el Nikander publicara en su muro de Facebook lo vivido por su madre y hermana, una parlamentaria del partido político Los Verdaderos Finlandeses, escribió que lo que Nikander decía denigraba a la policía y que lo que Nikander debería hacer es volver a su patria.

El músico Nikander nació en Turku, una ciudad de Finlandia. Su padre es finlandés y su madre de Sambia. La patria de Nikander es Finlandia y no otra. Para ver foto de Nikander, hacer clic aquí.

 

Lamentablemente esta no es la primera vez que a una persona se le dice qe abandone Finlandia por opinar de una manera distinta a la de estos “dueños y señores de Finlandia”.

Para algunos finlandeses y finlandesas, como esta parlamentaria, todas las personas tienen derecho a opinar pero solamente de manera positiva sobre Finlandia. Ellos se reservan el derecho exclusivo de la crítica amplia. Algunos y algunas gozamos pues, según estas personas, de una libertad de opinión parcial, limitada. Me incluyo porque al igual que muchas otras personas (como a los periodistas Umayya Abu-Hanna y Enrique Tessieri), también a mí me han dicho que me vaya.

Ayer escribí en mi diario en finlandés sobre esto mismo de la libertad de opinión limitada y hoy alguien me dejó un comentario donde me dicen que gozo de unas comodidades construidas por otros y que no vivo en Nicaragua o en Cuba porque en Finlandia hay “un buen banquete”. Esa es la retórica de los xenofobos que dicen que los que venimos de otros países venimos solamente a provecharnos de las sociedades de bienestar.

Lo digo aquí a como respondí en finés a esta persona. Su opinión es el vivo ejemplo de lo que digo y para estas personas una veintena de años trabajando y pagando impuestos en Finlandia no son suficientes para ser considerado o considerada como ciudadano o ciudadana pleno o plena de Finlandia. Aunque relatara todo lo que hago y he hecho, dirían estas personas que miento. A decir verdad, quedan muy pocos veteranos de guerra y la Finlandia de hoy nos necesita a todos los que nos esforzamos de una manera u otra. Además algunos finlandeses y finlandesas y, por suerte no son muchos, creen que vivir en Finlandia es como vivir en el cielo y que la vida en otros países es imposible para ser feliz. Están equivocados. También en el bienestar la gente puede ser muy infeliz.

Otra verdad es que el odio a los extranjeros hace que a veces la vida en Europa, y lamentablemente también en Finlandia, parezca un sacrificio. Menos mal que tengo amigos que animan a seguir luchando cada día y que hacen que cada día valga la pena vivirlo aquí y no en otro lugar.

Abrazos.

 

 

El multiculturismo lo hacemos todos

Muchas personas que fuera de Finlandia han dado seguimiento a las noticias políticas de este país nórdico, saben de la existencia de un partido populista y, hasta cierto punto, de ultra derecha que se autollama Verdaderos Finlandeses o “Autenticos Finlandeses”, “Perussuomalaiset” en finés.

Ayer y hoy las redes sociales y los medios de difusión se han desbordado de comentarios acalorados sobre un escrito, en inglés, de un parlamentario de dicho partido en su cuenta de Twitter.

Este parlamentario es el presidente de “Suomen Sisu ry” una asosiación que se autodefine como nacionalista y cuyo objetivo es “el mantenimiento de la identidad “nuestra” en un mundo cada vez más global y mezclado.” Entre algunas de sus actividades, aparecen la lucha en contra de las influencias negativas de la inmigración.

Immokulpa

Ayer escribí sobre el tema en mi dirio en finlandés en Uusi Suomi. El artículo ha recibido ya unos 300 cometarios, ha sido recomendado como 35 veces y distribuido en Facebook casi 900 veces. Abajo dejo la traducción:

Guerra contra nosotros.

Hace solamente un mes, el parlamentario de los Verdaderos Finlandeses, Olli Immonen, aparecio en una foto con un grupo ultraderechista junto a la tumba de una persona que realizó una ejecución con motivos políticos.

Immonen sueña en su cuenta de twitter con una “nación fuerte y valiente  que sea capaz de acabar con la pesadilla llamada multiculturismo.

Esta repugnante burbuja en la que viven nuestros enemigos va a ser pronto rota en millones de pedazos pequeños.
Estos son los días que dejarán, por siempre, huellas en el futuro de nuestra nación. Tengo una gran fé en mis compañeros de combate. Vamos a luchar hasta el final por nuestra patria y la nación finlandesa auténtica. La victoria será nuestra.”
En la página web de la entidad “Väestöliitto” dicen que en Finlandia viven, en estos momentos, unas 55 000 parejas de dos culturas y aumentan en 3000 cada año. Unos 160 000 niños y niñas viven en familias de dos culturas.   Cuando a esas cifras se agregan todas la personas que no pertenecen a esa Finlandia monocultural que Immonen admira, el grupo formado por nosotros los “no deseados” es muy grande. ¿A dónde seremos enviados, nosotros los que seremos vencidos? ¿A la tumba?
El parlamentario Jyrki J. Kasvi, de Los Verdes, escribió en su muro de Facebook: “A través de la presente, informo que nunca perteneceré a “esa nación única auténtica” declarada por Immonen. Entonces, espero invitación a los campos de concentración donde seremos ajuntados nosotros, los finlandeses no auténticos, para trámites posteriores.”

¿Señores, Timo Soini (Ministro de Exteriores y Secretario General de los Verdaderos Finlandeses), Juha Sipilä (Primer Ministro de Finlandia y Secretario General del Partido de Centro, “Keskusta” en finés) y Aleksander Stubb (Ministro de finanzas y Secretario General del Partido Conservador, “Kokoomus” en finés), qué van a hacer para que nosotros, los que vivimos día a día y en la práctica en multiculturismo, nos sintamos aceptados y seguros en la sociedad finlandesa? ¡Contra nosotros han declarado una guerra y el que ha declarado la guerra es un parlamentario de un partido perteneciente al gobierno de Finlandia!

En estas estamos y al traducirles este texto, el Ministro de Finanzas, Alexander Stubb, está en rotundo desacuerdo con las palabras de este parlamentario de los Verdaderos Finlandeses. Somos, pues, ya muchos los que hemos cerrado filas por el futuro de las generaciones venideras, por el futuro de nuestros hijos y de esa Finlandia abierta que muchos amamos.