Sociedad civil finlandesa apela al Ministerio de Asuntos Exteriores de Finlandia para que cese la violencia en Nicaragua

Una treintena de organizaciones de la sociedad civil de Finlandia, aglutinadas en el Centro de Servicios de la Cooperación para el Desarrollo (KEPA), entregaron una carta al Ministerio de Asuntos Exteriores de dicho país nórdico para que ponga su grano de arena en pro del cese inmediato de la violencia en Nicaragua. La misiva es dirigida a Timo Soini, Ministro de Asuntos Exteriores de Finlandia.

Kepa

Timo Lappalainen, director ejecutivo de KEPA, y representantes d ela comunidad de nicaragüenses residentes en Finlandia, entregan la misiva a funcionario del MAE de Finlandia.

La carta dice, entre otras cosas, “Apelamos a Ud. para que Finlandia asuma una posición activa para el cese inmediato de la violencia en Nicaragua y para que se respeten los derechos humanos, según los convenios internacionales. Finlandia, como país miembro de la Unión Europea y de la comunidad internacional, deberá asegurar que el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, llegue a Nicaragua a clarar el rumbo de los acontecimientos y a prevenir nuevas violaciones a los derechos humanos. 

Nicaragua fue, durante más de 30 años, el principal socio de la cooperación de desarrollo de Finlandia y numerosas organizaciones no gubernamentales de Finlandia tiénen aún en el país proyectos y socios de desarrollo. “

La versión en español de la misiva aparece en este enlace: Hay que cesar la violencia en Nicaragua

Aquí el enlace a la versión en inglés: Acts of violence in Nicaragua must end

Si quieres leer lo que escribo en finlandés o en finés, haz clic en Maalla ja mailla

 

Anuncios

FINLANDIA SE PRONUNCIA!

La comunidad de nicaragüenses residentes en Finlandia & Kepa ry

FINLANDIA SE PRONUNCIA!
SUOMI TUOMITSEE!

Finlandia se pronuncia! – manifestación pacífica por la paz, la libertad y la democracia en Nicaragua que forma parte del movimiento Europa se pronuncia! El domingo 10.6.2018, se organizarán manifestaciones en varios países europeos.

En las protestas en contra del gobierno autoritario del presidente Daniel Ortega y, su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo han muerto, por lo menos, 127 participantes en las protestas y unas 1200 personas han sido heridas. Entre ellos hay estudiantes y periodistas en la realización de su labor profesional.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH ha recopilado más de 3000 denuncias de violaciones a los derechos humanos y ha presentado serias críticas a las violaciones a los derechos humanos por parte del gobierno de Ortega. Las cifras anteriormente dadas han sido verificadas por la CIDH.

La CIDH reporta de detenciones arbitrarias en las que se han detectado acciones crueles, inhumanas y denigrantes. La CIDH habla, en general, del uso excesivo de la violencia y también de ”ejecuciones extrajudiciales”. Estos mismos señalamientos presenta Amnistía Internacional en su informe publicado el 29.5.2018.

La CIDH exige la actuación inmediata del gobierno de Nicaragua para que garantice la protección de los derechos humanos. También las organizaciones de la sociedad civil han hecho un llamado a la comunidad internacional para que cese la violencia. El pronunciamiento de Civicus fue firmado por 323 organizaciones.
Nosotros, la comunidad de nicaragüenses residentes en Finlandia y Kepa ry, exigimos que Finlandia influya en la comunidad internacional para que se alcance paz, libertad, respeto a los derechos humanos y democracia en Nicaragua.

Para mayor información:
• Ana María Gutiérrez Sorainen, activista de derechos humanos, ciudadana finlandesa nacida en Nicaragua, (anasorainen(at)gmail.com,)
• Outi Hakkarainen, Kepa (outi.hakkarainen(at)kepa.fi,)

Manifestaciones

Lista de países y ciudades europeas donde habrán manifestaciones.

Sobre el acoso y la censura a los medios de comunicación independientes en Nicaragua

A raíz de la crisis social, económica y política iniciada en Nicaragua en abril, me di a la tarea de buscar medios de comunicación versátiles y objetivos. La lista de medios de comunicación independientes es corta y la lista de medios de comunicación y periodistas objetivos y versátiles y que intenten estudiar los aconteceres desde varias perspectivas es aún más corta. La tarea no ha sido fácil, y parece que la censura y la intimidación severa a los periodista influye en algunos.

Muchos periodistas y medios de comunicación han sido objeto directo e indirecto de terror, vandalismo y censura. A comienzos de la crisis, en abril, cuatro señales de televisión fueron cerradas para que estos canales de televisión no divulgaran información sobre las manifestaciones y protestas universitarias.

Aquí la lista de los canales de televisión que sufrieron censura: Canal 100% Noticias, Canal 12, Canal 23 y el Canal 51 de la Conferencia Episcopal de Nicaragua. El 20 de abril, en la ciudad de León, Radio Darío fue incendiada y, según palabras de su propietario, Anibal Toruño, al momento de iniciar el incendio, en la emisora habían más de 10 trabajadores. Toruño dijo en entrevista al diario La Prensa queel mayor culpable de dicho acto vandálico es el diputado sandinista, Filiberto Rodríguez, de León. Los incendiadores eran dos hombres sencillos a quienes le habían pagado y que murieron debido a quemaduras. Así quisieron apagar la voz de uno d elos medios de comunicación más antiguos de Nicaragua. Toruño sigue siendo víctima de acoso porque ahora lo acusan de instar a la violencia.

Los canales de televisiónn anteriormente mencionados, están otra vez en el aire. No obstante existen medios decomunicación y periodistas que en estos momentos trabajan en situaciones sumamente difíciles y de riesgo. Más luego daré dos ejemplos.

Es que primero hay que decir que Ortega y su gente no han podido censurar los medios sociales como Facebook, Youtube y Twitter. A través de estos medios, hemos podido recibir al instante información, como por ejemplo, del ataque a puños y garrotes demiembros de la Juventud Sandinista a jubilados que se manifestaban en un plantón en Camino de Oriente contra las llamadas reformas del INSS el 18 de abril, también hemos visto como hombres armados con trajes policiales disparaban a los estudiantes que se manifestaban como si andaban cazando animales o como la marcha pacífica del día de la madre era cancelada con balas que salían del estadio Denis Martínez. Los medios sociales no pueden ser censurados y, a través de los mismos, muchos periodistas siguen su trabajo, incluso sin devengar sueldo.

A través de Facebook me he familiarizado con lo que publica la periodista Asucena Castillo. Seguía su página desde cuando ella era una periodista de Radio Universidad. A Castillo la despidieron de su trabajo y la razón fue más que clara: Castillo criticaba abiertamente la política del gobierno. Eso no fue del agrado de la dirección de dicho medio de comunicación, al parecer orteguista. La polarización y el sectarismo no es un problema de hoy. Ha sido demasiado el mal uso y abuso de poder que la gente ha venido sufriendo en silencio.

Otro caso bastante triste y alarmante es el de Radio El Pensamiento. El director y dueño de dicha radio independiente, en el mejor sentido de la palabra, es el Sr. Allan Antonio Tefel Alba. He visto ya varias veces en Youtub, el muy interesante programa de Tefel Alba y el periodista Xavier Reyes, ”Diálogos del Mediodía. En ese programa, que se transmite de lunes a viernes, estos señores periodistas analizan los aconteceres de Nicaragua sin miedo y agenda política. Ya durante varios programas, Tefel Alba ha narrado como Radio El Pensamiento ha sido objeto y víctima de ataques continuos. Los espacios de la radio han sido tomados y hasta la propiedad privada está siendo vendida, según Tefel Alba,de forma delincuencial. Eso no es correcto. Tampoco la policía, a pesar de las denuncias, hace nada para proteger a los ciudadanos y sus pertenencias. Tampoco eso es correcto.

Radio El Pensamiento sigue funcionando en Internet. Reyes afirma que Radio el Pensamiento es víctima de un ataque premeditado y que la causa es la posición de la radio que no se ha alineada en pro o en contra del gobierno, pero que sí ha criticado fuertemente la actuación del gobierno.

Durante varios programas, el periodista Xavier Reyes ha aseverado y reiterado que dirigentes del FSLN de la Alcaldía de Managua (como Fidel Moreno, secretario político del FSLN en Managua)) han reclutado delincuentes para que actúen como paramilitares o parapoliciales en contra de los manifestantes y los estudiantes que protestan. De esa forma los orteguistas se lavan las manos y acusan a los estudiantes de delincuentes y vandálicos.

A los delincuentes les han pagado, en Diálogos del Mediodía, de ayer 6 de junio, Tefel Alba decía que existen indicios, no es seguro, de que los delincuentes que quemaron el edificio de la Alcaldía de Granada habían sido contratados para quemar el mercado, pero como no les pagaron, entonces  prendieron fuego a la lacaldía. De todas formas, ese edificio era patrimonio nacional y es un delito grave quemar eso. Este mismo patrón de operaciones se ha visto también en León, Masaya y en Estelí. Tanto los saqueos como los incendios organizados han sido televisados por los canales de televisión afines al gobierno y culpan a los estudiantes y campesinos de los tranques de terrorismo.

Ortega y su gobierno no admite ser responsable de nada. No obstante y cumpliéndose los temores de la sociedad civil y organizaciones de derechos humanos de renombres como Amnistía Internacional, la Asamblea Anual de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó un pronunciamiento donde se llama al cese de la violencia, a la continuación del diálogo y a la organización de elecciones libres, sin intimidaciones y transparentes. Lo negativo de esta declaración presentada en conjunto por Estados Unidos y Nicaragua, es que pone a la par las manifestaciones pacíficas de los estudiantes y campesinos y la violencia institucional de Ortega. No denuncia la violencia y represión gubernamental, aunque existen pruebas fidedignas de, por ejemplo, ejecuciones y detenciones injustas, de policías disparando contra los jóvenes y de las torturas.

La intimidación y la represión continúa. Ahora existen listas de enemigos, como el video de Estelí donde señalan al Obispo Abelardo Mata como cabeza de esa lista de personas a las que se amenaza. En la lista hay personas cuya única “falta” es estar en contra de que se mate, detenga, torture e intimide a los que se manifiestan en contra de Ortega. Estando todavía los embajadores de la OEA reunidos, la Policía de Nicaragua, hizo pública acusaciones en contra de Félix Maradiaga, director ejecutivo del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), que es un instituto auspiciado por el Partido Republicano de Estados Unidos. Según el informe policial, Maradiaga forma parte de una estructura criminal señalada de cometer asesinatos, secuestro y destrucción, la cual es liderada por Cristian Mendoza, alias Viper. Maradiaga y todo el personal de dicho centro niegan todas las acusaciones y denuncian al gobierno de reprimir e intimidar a un inbtelectual.

Si duda alguna, en Nicaragua existe un caos, caos permitido y hasta foementado por agentes gubernamentales y cuyo mayor responsable es el presidente Ortega. Mientras Nicaragua sufre por la muerte, las violaciones a sus derechos y el caos, el presidente se dedica a fortalecer los muros de su residencia, sin ofrecer alternativas políticas para salir de la crisis.

Los obispos han sido invitados a conversar con el presidente Ortega. Tanto esa declaración de la OEA como esta invitación a los obispos indica que el presidente Ortega hace todo sin transparencia, jugando a ganar tiempo y mejor provecho. No le importan los muertos. Tampoco pareciera importarle el fallecimiento de su gran colaborador, Monseñor Miguel Obando y Bravo, quien puso su reputación de pormedio para apoyarle al mismo Ortega a afianzarse en el gobierno. Ortega no envió ni a una delegación oficial a la vela y ya no sea al entierro.

Ahora circula en las redes sociales un video donde sandinistas dicen que ”el presidente se queda”, ejemplo vivo de la sumisión al caudillo y de oidos sordos al clamor de muchos nicaragüenses de que el presidente y su familia se vaya. Demandar justicia y que el presidente se vaya es peligroso en Nicaragua. Eso lo saben y lo han sufrido en carne propia los periodistas y medios independientes. No hay que olvidar que dos periodistas han muerto, muchos periodistas han sido golpeados y robados, sus cámaras y teléfonos confiscados y muchos han sido amenazados. La lista de violaciones contra la libertad de prensa y contra la seguridad de los periodistas es demasiado extensa en la Nicaragua de hoy.

Tampoco hay que olvidar que todos, absolútamente todos, los que se niegan a repetir las consignas gastadas y falsas del gobierno, son enemigos del terror gubernamental. Que un Moisés Absalón Pastora insinúe sobre las decisiones de los obispos, no me extraña. Para eso a él le pagan, para justificar la violencia y el terror gubernamental. Yo vengo escuchando a Pastora desde hace buen tiempo. Hasta mediados de abril Moisés Absalón Pastora se sentaba todos los viernes a conversar con el periodista Miguel Mora en IV Poder y desde que Miguel Mora dijo valientemente no a la autocensura y a las instrucciones gubernamentales de no publicar nada sobre las marchas contra el INSS, Pastora se desapareció y reapareció como asesor de Edwin Castro (FSLN) en la mesa del llamado diálogo nacional. No era diálogo sino teatro del Ortega para ganar tiempo y un intento para imponer su voluntad.

En la Nicaragua de Ortega-Murillo,  libertad de opinar es aceptada solamente para alabar al gobierno de Ortega. La intimidación y el acoso a los medios de comunicación independientes de Nicaragua viola el derecho a libertad de prensa.

Las asociaciones de periodistas de Nicaragua y del mundo deberían pronunciarse y solidarizarse.

La versión en finlandés de este artículo, con algunas modificaciones, ha sido publicada en Puheenvuoro, un espacio del diario Uusi Suomi.

Puheenvuoro

 

Ministerio de Relaciones Exteriores de Finlandia recomienda evitar viajes a Nicaragua

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Finlandia publicó, el 2 de junio del año en curso, nuevas recomendaciones de viaje a Nicaragua, debido a la situación de violencia que se vive en el país.

En esa nota se dice los siguiente:

“Continúan las manifestaciones y actos de violencia que comenzaron el 18 de abril en diferentes partes de Nicaragua, por lo que la seguridad en el país se ha debilitado. Se recomienda a los viajeros evitar grandes grupos de personas, acatar las instrucciones de las autoridades locales, tener especial cuidado  al moverse fuera y seguir las noticias a través de los medios de difusión. Los tranques pueden causar dificultades al moverse en el interior del país.”

Hice un comentario sobre estas recomendaciones en mi diario en finés porque creo que en la Nicaragua de hoy no es recomendable confiar en las instrucciones de todas las autoridades. No obstante, lo que más me despertó la atención es que en la nota dijeran que hay varios muertos debido a la violencia, cuando lo apropiado sería hablar de decenas de muertos o de más de cien muertos.

También he aclarado que la violencia es institucional. No todos los manifestantes son angelitos, pero hay que dejar claro que hay un gran número de fallecidos debido al uso de las armas por los grupos paramilitares afines al gobierno de Ortega.

En finés en Puheenvuoro.

Ministeriö

 

¿Qué pasó con la Policía Nacional, tan apreciada en su tiempo, orgullo de Nicaragua?”

Hoy escribí en mi muro de Facebook que según testigos del asedio que sufre la ciudad de Masaya por fuerzas antimotines al servicio de Ortega-Murillo, una mujer policía había disparado a quemarropa, y sin importarle un comino, que un jovencito o más bien menor de edad de 15 años le implorara de rodillas que no lo matara. De ser así, esa mujer deberá ser apresada y pagar en las cárceles por su delito cometido.

Uno de mis amigos me hizo la pregunta que aparece como titular en esta actualización. Esta pregunta me he hecho muchas veces durante estos días. Esta pregunta también me hizo recordar la pregunta que me hizo un amigo hace unos años sobre por qúe la delincuencia en Nicaragua no era un problema tan grave como en otros países de la región

Creo que durante estos once años del gobierno de Ortega, e incluso antes, ha existido un acuerdo (no escrito ni formal) entre la policía y los grupos o carteles traficantes y comerciantes de drogas. Al parecer, los criminales tenían espacio de operar, siempre y cuando, la violencia no fuera alarmante. También parece que la policía se beneficiaba económicamente de dicho acuerdo. Por ejemplo, el lavado abierto de dinero sucedía bajo la mirada y la complicidad de la policía.

A partir de abril de este año, con las protestas y el agravamiento de la violencia en el país, ha quedado más que demostrado que la policía, es cómplice e incluso factor activo de violencia, así lo demuestra la actuación de los antimotines. Existe cierta coordinación entre grupos delincuenciales que disparan a mansalva, a matar, y las fuerzas gubernamentales. También los antimotines parecen funcionar como “ángeles de la guarda de los delincuentes”.

Pareciera que el negocio de la droga, tiene mucho que ver con toda esta ola de violencia. Las manifestaciones estudiantiles que abogan por los derechos ciudadanos y la instauración de una verdadera democracia en el país, es un riesgo para el negocio lucrativo, quizá también, en manos de la policía.

Existen policías profesionales y respetuosos de las leyes, pero lamentablemente no todos son así. Lo cierto es que toditos los policías obedecen al mando de sus superiores y el jefe supremo de la policía lleva un nombre muy conocido por todos nosotros. Si el gobierno de Ortega quisiera, detendría las masacres y todo tipo de represión.

Nicaluto

En finés: Mitä tapahtui Nicaraguan poliisille, joka oli maan ylpeyden aihe?

Carta a mis familiares y amigos orteguistas

A mis familiares y amigos que apoyan a Ortega:

Ya los muertos llegarán a 100 y los heridos a 1000. Casi todas las víctimas son jóvenes que han protestado en contra de ese su gobierno. Seré sandinista, hija de Sandino, pero nunca hija de un millonario y asesino.

Los nicaragüenses que ven y escuchan solamente la propaganda del gobierno, ignoran las megamarchas pacíficas azul y blanco que se han sucedido en Managua, Masaya, León, Estelí, etc. en contra de la represión gubernamental. De la misma manera han ignorado, durante años, las marchas campesinas en contra del dicho canal interoceánico.

La pareja presidencial se ha afanado en negar y ocultar las masacres y las violaciones a los derechos humanos. Los medios afines a Ortega y/o, mejor dicho bajo el dominio de sus hijos, no publican nada de las atrocidades que la policía y los paramilitares han cometido.

Me dijo un orteguista (ya no les llamo sandinistas) que “Acaso los muertos son sandinistas”. Como si la vida de un miembro del partido de Daniel Ortega valiera más que la de otro nicargüense. Ningún nicaragüense debió morir por oponerse a Ortega.

El castigo mínimo para Ortega, por los crímenes cometidos, es salir del país con su familia a un lugar desconocido. La demanda de elecciones anticipadas es justa, la demanda del cese a la represión es más que justa.

Familiares y amigos, a pesar de todo, siempre los llevo y llevaré en el corazón. Los políticos vienen y van, pero la familia y los amigos de verdad quedan. Abrazos a todos ustedes.

Edwin Castro

Ya se sabe en el mundo que disparan a matar

Disparar a matar, es el título del informe publicado ayer por la organización internacional de derechos humanos, Amnestía Internacional, sobre la serie de anomalías y violaciones a los derechos humanos en Nicaragua.

El informe expone y demuestra el uso desmesurado de la fuerza por la policía liderada por el presidente Daniel Ortega. En la página web oficial de esta organizacación aparece esta cita: “Las autoridades nicaragüenses se han vuelto contra su propia gente en un ataque cruel, sostenido y —con frecuencia— letal a sus derechos a la vida, la libertad de expresión y la libertad de reunión pacífica. A continuación, el gobierno del presidente Ortega ha tratado descaradamente de encubrir estas atrocidades, violando el derecho de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación”, ha manifestado Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Amnestá Internacional afirma en su informe lo mismo que nosotros, los que seguimos de cerca las publicaciones de los medios de difusión independientes y los medios sociales, ya sabemos: que desde el 18 de abril hasta el 28 de mayo (en 40 días) hay más de 80 fallecidos. En este informe Amensty Inrnacional dice que hay 81 muertos, 868 personas heridas y 438 personas detenidas. Amnestía Internacional afirma también que, al parecer, la estrategia de represión ha sido ordenada desde las más altas instancias del gobierno.

“El presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo demonizaron reiteradamente a las personas que se manifestaban y negaron que se hubiera matado a gente, mientras las autoridades públicas negaban a las víctimas la atención médica, manipulaban pruebas y se negaban a ordenar autopsias y otros exámenes forenses.”

Amnistía Internacional demanda el cese inmediato al presidente Ortega, como jefe supremo de las fuerzas policiales, a parar de inmediato la represión contra los ciudadanos que se manifiestan. Esa misma demanda hicieron ayer numerosos eurodiputados en el pleno del Parlamento europeo. Uno de los que tomó la palabra fue Ramón Jáuregui Atondo, del Partido Socialista Obrero Español.

Las palabras del Sr. Jáuregui Atondo fueron muy precisas e importantes:

“…Una represión que ha provocado más de ochenta muertos, centenares de heridos, ya se ha dicho, lo que se ha considerado una represión totalitaria de un sistema casi dictatorial. Yo me pregunto, señorías, en nombre de qué revolución cabe responder así a las demandas populares. Yo me pregunto, señorías, cómo  es posible defender una propuesta que aborta las libertades y la democracia en nombre del socialismo. Yo quiero decirles, yo soy socialista, que no hay socialismo sin libertad y sin democracia. “

Según el Sr. Jáuregui Atondo, el Parlamento europeo va a pedir cuatro cosas fundamentales: condenar al gobierno de Ortega porque ha actuado represivamente, abrazar a las familias de las victimas, exigir al gobierno el cese de la represión y que continúe el diálogo y que el diálogo incluya reformas políticas importantes.

El mundo se va dando cuenta de lo que pasa en Nicaragua y del anhelo de ver una Nicaragua distinta, tan distinta como la soñaban desde hace medio siglo los que luchaban contra la dinastía somocista.

Hoy tenemos un Día de las Madres especial y manchado de dolor.  Con todo el respeto que se merecen todas las madres a las que le han arrebatado el mejor de sus tesoros, sus hijos, aquí les dejo este poema escrito a finales de los años 50 en las cárceles por Edwin Castro: Mañana, hijo mío, todo será distinto.

Poemade

En finlandés: Ampua tappaakseen