Las caras del terror en Nicaragua

Quiero mencionar a varios periodistas nicaragüenses que respeto por su valentía al denunciar día a día los atropellos y delitos a los derechos humanos que sufre el pueblo nicaragüense. Ellos son verdaderos hombres y mujeres de prensa abnegados a su tarea de informar sin someterse a la línea gubernamental. El periodismo es muy diferente a la propaganda.

Lucía Pineda, Luis Galeano, Xavier Reyes, Danilo Lacayo, Carlos Fernado Chamorro, Miguel Mora y otros más. Nunca pensé que un día agradecería a Radio Corporación por su labor y hoy con mucho gusto lo hago. Ese agradecimiento va atambien a Radio Universidad en León, así como a los programas Diálogos del mediodía y a IV Poder.

Lamentablemente muchos periodistas nicaragüenses son maltratados, perseguidos, robados sus instrumentos de trabajo y amenzados. Tenemos que lamentar que también los periodistas extranjeros son víctimas de ataques y sufrir violaciones a su derecho a trabajar en paz. Así es el caso de Sandra Weiss periodista alemana que fue atacada y asaltada por tomatierras en Chinandega. Weiss solamente quería informar sobre lo que sucedía en las tierras privadas tomadas por allegados al partido en el poder. Mi solidaridad con todos y todas.

Este texto apareció ayer en finés en el diario virtual Uusi Suomi: terrorin kasvot Nicaraguassa.

De un día a otro el estado que impera en Nicaragua se parece más al estado nazi alemán de los años 30. El sacerdote de la iglesia Divina Misericordia de Managua, Raúl Zamora, quien hace un mes pasó una noche de terror con cientos de jóvenes de la Universida Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), bajo la lluvia de balas de los grupos armados gubernamentales, decía en el programa Café con voz del periodista Luís Galeano que ”la maldad no tiene imaginación” porque repite los mismos esuquemas.  De la misma manera en la que Ortega usa a los jóvenes como chivos expiatorios de sus delitos, en la Alemania de Hitler se fundametaban las persecusiones y delitos de lesa humanidad contra los judíos, a los que se culpaba de todos los males.

Durante los últimos meses, los nicaragüenses han visto actos crueles y hasta inhumanos ejecutados por fuerzas del gobierno de Ortega. Hay quienes dicen que “ambos lados del conflicto hacen maldades”. No se puede comparar la violencia y represión institucionalizada del o de los que tienen todos los poderes en sus manos con las acciones de los ciudadanos que se oponen. El gobierno es el responsable de todo lo que sucede en el país y en caso de llegar a una guerra civil, algo que nunca quisiera, la responsabilidad será de los gobernantes.

Como ejemplo de esos actos macabros y de terror de las fuerzas en el poder hay que mencionar que  hace unos días, un menor de 14 años fue torturado al pintársele con una jeringa en el brazo las siglas del FSLN, siglas del partido gubernamental. Eso es un delito y ofensa crueles. Según el muchacho, los torturadores erán policías.

También hemos leido en las noticias que a los trabajadores del estado y a diversos ciudadanos se les ha solicitado y  hasta obligado firmar una carta o documento en contra de “los protestantes golpistas” y en el que se justifican los actos de terror gubernamentales.

Hace una semana el gobierno Ortega-Murillo, a través de la Cancillería de Nicaragua, criticó a organismos de derechos humanos y en especial a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por ser un “organismo sesgado y carente de rigurosidad científica en su metodología”. Casualmente hace unas horas la CIDH publicó un nuevo informe en el que eleva a 322 la cifra de muertos en Nicaragua, en el contexto de la represión a las protestas ciudadanas desde el 18 de abril. “El organismo internacional explica que lleva un registro de las fuentes de información de las personas asesinadas, y “conforme a la evidencia observada y contrastada”, la mayoría de muertos en las protestas “son resultado de la acción estatal o de fuerzas parapoliciales”

Los representantes de la CIDH, en reiteradas ocasiones, han solicitado información actual y precisa al Gobierno de Nicaragua, sin recibir respuesta alguna. Los datos ofrecidos por el gobierno, a la opinión pública, difieren considerablemente de los datos obtenidos y publicados por diferentes organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales.

Hece unos meses, cuando las autoridades nicaragüenses llegaban a la conclusión de que un menor de catorce meses, que murió por un disparo de bala en la cabeza, se había suicidado, muchos pensaron que se acercaban días tenebrosos. Tenían razón: diariamente jóvenes, adultos e incluso adolescentes son detenidos, llevados a prisión, torturados, procesados en tribunales a puertas cerradas y condenados por terrorimo. Mientras los verdaderos criminales andan en las calles libres y gozando hasta de premios.

Otro claro ejemplo de los tristes tiempos que vive Nicaragua es que en esta semana que acaba de concluir, el Sr Ortega nombró a su consuegro Francisco Díaz como nuevo director de la Policía Nacional. Bien se sabe que Díaz ya era, hace un tiempo, el jefe operativo de dicha tenebrosa entidad. Este señor Díaz es uno de los cuatro nicaragüenses que han sido sancionados por el Departamento del Tesoro de EEUU con las cruentas medidas económicas de la Ley Global Magnitsky. También el llamado “Macho Negro de Masaya”, el temido Comisionado Ramón Avellán fue promovido a subdirector de la policía por el mismo Ortega.

Ortega premia a sus fieles seguidores y cumplidores de su voluntad opresora y sanguinaria. Díaz, Avellán y Ortega son las caras del terror en Nicaragua.

Up1

Anuncios

Alegría y orgullo por la literatura nicaragüense

Pude haber escogido cualquier otra palabra que alegría para decir lo que siento ahora mismo por la lietratura nicaragüense. Alegría es, sin embargo, el apellido de la poetisa nicaragüense de 93 años Claribel Alegría quien recibió este 14 de noviembre, el XXVI Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

La taryectoria literaria de Alegría es larga, de unas 7 décadas y su trabajo muy extenso.

En Youtube hay videos del acto de entrega (Haz clic en este enlace para ver uno).  Este galardón, que conceden Patrimio Nacional y la Universidad de Salamanca en virtud del Convenio Marco de Cooperación Cultural entre ambas instituciones, tiene por objeto premiar el conjunto de la obra poética de un autor vivo que, por su valor literario, constituya una aportación relevante al patrimonio cultural común de Iberoamérica y España. Los candidatos son presentados por las Academias de la Lengua de los países iberoamericanos, la Real Academia Española y los departamentos universitarios de Filología Hispánica, Filosofía y Literatura.

Como ahora mismo en Ikkala llueve, aquí les dejo este poema de Alegría titulado Día de lluvia

Nunca más esta lluvia
ni esa mancha de luz
en el peñasco
ni el borde
de esa nube
ni tu inmóvil sonrisa
fugitiva.
Nunca más este instante
que ya me dice adiós
desde tus ojos.

Las alegrías continúan para todos los que amamos la lengua española y sentimos un profundo cariño por Nicaragua, la patria de Rubén Darío.

El jueves 16 de noviembre se dio a conocer que el ganador del premio Miguel de Cervantes 2017 es, nada más y nada menos, que el escritor nicaragüense Sergio Ramírez Mercado.

Ya bien se sabe que este galardón es el premio máximo en el mundo de la lengua castellana.

Según el jurado, el autor de ‘ Castigo Divino’ y ‘ Margarita, está linda a la mar’ “auna en su obra la narración y la poesía y el rigor del observador y el actor, así como por reflejar la viveza de la vida cotidiana convirtiendo la realidad en una obra de arte, todo ello con excepcional altura literaria y en pluralidad de géneros, como el cuento, la novela y el columnismo periodístico”.

Ramírez ha sido también un personaje activo en la vida política de Nicaragua. Al igual que Alegría y el poeta Ernesto cardenal, Premio Reina Sofía de hace 5 años, Ramírez ha usado su potente arma de la palabra para criticar la injustacia y la falta de espacios.

Entre otros medios, Univisión, entrevistó a Sergio Ramírez y le hizo preguntas comprometedoras sobre la situación política de Nicaragua a las que con sabiduría Ramírez respondió. El nuevo Cervantes aboga por soluciones pasíficas y por la lucha cívica. Más allá de las discrepancias, el valor de las obras literarias de Ramírez, lo situán en una posición importante en el mundo de la lengua.

Sergio Ramírez y Claribel Alegría hacen hoy realidad el sueño de la patria grande de Rubén Darío. ¡Gracias por poner en alto el nombre de la querida Nicaragua y Felicitaciones a ambos desde este punto del planeta!

Bandera de Nic

Si quieres leer en finlandés, ve a este enlace: Kirjallisuuden Cervantes-palkinto nicaragualaiselle kirjailijalle Sergio Ramírezille

 

Conversación con una ex-brigadista finlandesa

A veces, por muy buen motivo, ir de compras no es nada rápido.

Fui a un supermercado y cuando estaba colocando las compras en la cinta para pagar, una mujer que iba delante de mí se vuelve y me pregunta sonriente que ¿cómo le va a Nicaragua ahora y si Daniel Ortega está en el poder?

Sonriendo le pregunto que ¿cómo sabe que soy de Nicaragua? Responde que ha leido mis entrevistas en los periódicos y que, de vez en cuando, lee mi diario en finés.

Me dice que ella ha estado en Nicaragua tres veces, allá por los años 80 y 90, y que sabía bastante de la Nicaragua de esa época. Para entonces, la Asociación de Amistad Finlandia-Nicaragua organizaba viajes para brigadista que iban al norte de Nicaragua a cortar café, especialmente a Matagalpa.

Nicaragua ocupa un lugar especial en el corazón de esta finlandesa, como en el corazón de muchos finlandeses que han estado en Nicaragua. Las noticias sobre el gobierno de Ortega preocupan a esta mujer. Y no podría ser de otro modo al tener en cuenta que las noticias sobre Nicaragua en los medios de difusión finlandeses suelen ser, en su mayoría, negativas. No hay cambios en el enfoque de la información, a pesar del paso del tiempo y de los cambios.

Le cuento a la ex-brigadista que la popularidad de Ortega ha crecido en los últimos meses y que no encuentro otra explicación más acertada que los esfuerzos del gobierno en realizar proyectos sociales. Claro que hay quines afirman que las encuestas de opinión han sido compradas o manipuladas. Además en la Nicaragua de hoy la educación y los servicios de salud son gratuitos para todos los ciudadanos. Desde el año 1990 hasta el año 2004, en Nicaragua existieron tres gobernantes liberales:  Violeta Barrios de Chamorro, Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños. Arnoldo Alemán es tristemente conocido por la corrupción durante su gobierno. Durante la época liberal, no todos los niños podían ir a la escuela.

Le conté también que según mensajes que he recibido de Nicaragua, la Nicaragua de hoy es un país con futuro y de gente trabajadora. Muchos nicaragüenses son ahora emprendedores y también el turismo se ha desarrollado.

Al igual que en Finlandia, uno de los problemas de Nicaragua es la desigualdad de sus ciudadanos. En Nicaragua siempre ha sido así y nunca debió y debería serlo. En Nicaragua siguen existiendo pobres, como cuando esta ex-brigadista estuvo en Nicaragua.

Hablamos también sobre el cambo de dirección en la política practicada por Ortega. El izquierdismo del gobierno de Ortega debe ser observado con flexibilidad y no con un pensamiento dogmático sino pragmático. En Nicaragua existe el liberalismo y parece ser que todas las iniciativas que conlleven al desarrollo económico del país son y serán bienvenidas. El conocido periodista nicaragüense, Carlos Fernando Chamorro, describía en una entrevista de televisión al gobierno de Ortega no como una dictadura sino como un híbrido.

Y Managua, ¿ha sido remodelada? En los años 80, cuando esta ex-brigadista fue a Nicaragua, eran percibibles las huellas de la guerra y del terremoto. Le respondí que Managua ha cambiado mucho. Rascacielos no existen porque Managua es propensa a temblores y terremotos pero que sí han construido edificios modernos, carreteras, parques, etcétera. También en los pueblos pequeños se ve el progreso. Muchas calles y tramos de carretera han sido modernizados..

El sol brillaba en nuestros rostros por muchas causas y llegó el momento de despedirnos y volver a casa. Ahora sé que tengo una nueva amiga más en Finlandia. Sería muy bueno tener un encuentro con todos los finlandeses y finlandesa que un día fueron a cortar café a Nicaragua. Serán como mil, según mis cálculos. Por otro lado, tengo que decir que es muy agradable cuando una persona viene a saludarme o solamente me sonríe.

Tulivuori

Cráter principal del Volcán Masaya.

______

Pienso en ese gran grupo de solicitantes de asilo que acaba de llegar a Finlandia (unos 20 000). Creo que ellos también necesitan a alguien con quién hablar y que les aconseje e instruya en la sociedad que acaban de conocer. Si los y las que acaban de llegar a Finlandia se integran a la sociedad, todos los que vivimos en Finlandia saldremos ganando. La soledad puede ser un obstáculo para el aprendizaje de la lengua, la obtensión de un puesto de trabajo y la misma integración.

En finés en el diario virtual Uusi Suomi.

El día en que mi abuelita se fue

En enero escribí sobre una foto de mis tíos y tías y sobre el valor que tienen las fotos viejas para nosotros los que vivimos en el extranjero.

Hoy encontré en una caja esta foto. El día en que esa foto fue tomada, yo estaba presente viviendo esos tristes momentos. Ese día mi abuelita María Engracia Ráudez de Reyes falleció. Yo tendría unos 11 o 12 años. No me acuerdo exactamente. Para ese entonces en Nicaragua vivíamos una guerra civil para derrocar a la dictadura de Anastacio Somoza. Recuerdo que los soldados de la Guardia Nacional llegaron a revisar si en el ataúd en realidad había una anciana y no un guerrillero.  Eso causó tanta repuganción en los presentes y nunca se me ha olvidado. Mi abuelita murió en nuestra casa.

En enero también decía que en Nicaragua cuando alguien se muere, los amigos y familiares se acompañan. Nadie está solo. Como mi abuelita tenía una familia numerosa, a su entierro fue casi todo el pueblo.

??????????

Arriba, y de izquierda a dereche, mis tías Francisca, Salustina, Domitila, Julia (mi mamá), Polita, Geronima. En cuclillas mi tío Ricardo, mi primo Juvencio, mi tío Diego y mi tío Catalino.

Miro esa foto como si fuera ayer. En aquellos momentos no lloraba la muerte de mi abuela. Después sentí y sufrí mucho la gran pérdida de su partida. Ella era de esas abuelas serias y cariñosas, recta pero amable a la vez. En sus brazos siempre encontré consuelo y refugio. Ella era una de esas amigas simpre presentes.

En finlandés: Isoäiti lähti.

CELAC, Cuba, EEUU y …Nicaragua

CELAC son las siglas de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe.  Esa entidad se afianzó en la Cumbre de Caracas en diciembre del año 2011. A esta comunidad de naciones pertenecen 33 estados en los que viven unos 600 millones de habitantes. La primera cumbre fue en el año 2013 en Santiago de Chile, la segunda en el 2014 en La Habana y el miércoles y jueves pasados (28. y 29.1.2015) fue la tercera cumbre en San José Costa Rica.

CELAC

En los medios de difusión europeos se han publicado en las noticias las demandas presentadas a Estados Unidos (EEUU) por el presidente de Cuba, Raúl Castro. Se ha dicho que Raúl Castro demanda la devolución de la Base Naval de Guantánamo y el cese del bloqueo económico a la isla así como que se quite a Cuba de la lista negra de países que apoyan el terrorismo. Se ha dicho muy poco sobre las demandas de Castro de que se cierre medios de difusión contrarrevolucionarios (seguramente se refiere a  TV Martí y a la ya antaña Radio Martí. (Castro quiere libertad de opinión sólo para los que opinan de la misma manera que él. Ese no es el mero sentido de la libertad de opinión.). Pero Castro también exige de los Estados Unidos indeminización por daños económicos y sociales sufridos debido al embargo.

Raúl Castro exige y al mismo tiempo dice que la normalización de las relaciones entre EEUU y Cuba no tendrán éxito mietras no se responda a esas demandas. En el mismo discurso Raúl Castro dice que no se debe esperar nada de Cuba.  Además Raúl Castro se permite darle instrucciones al presidente de Estados Unidos, Barack Obama de que independientemente de lo que el congreso estadounidense decida sobre el embargo, que él como presidente podría hacer mucho por finalizar el embargo. Creo que con esas palabras el Sr. Raúl Castro deja ver su desconocimiento de que la democracia fuera de Cuba no funciona de la misma manera que en la isla, donde el presidente con una simple firma déspota puede decidir sobre los asuntos de estado.  Quizá en Estados Unidos eso sea, de alguna manera posible, pero en Finlandia de ninguna manera.

Creo que si hay algo en la que nos podemos equivocar, fuera de Cuba, es en creer que el gobireno de Cuba piensa de la misma manera que nosotros los que estamos fuera de la isla.

Hace como una semana y media, representantes de Cuba y de EEUU conversaron por primera vez. Ese encuentro fue bien visto en los medios de difusión internacionales y no es para menos. Es algo histórico que estos vecinos enemigos  se sienten ante una misma mesa a negociar sobre asuntos de mutuo interés.

El jueves pasado, y sólo un día después del dicurso de Raúl Catro en la III Cumbre de CELAC, cinco congresistas estadounidenses (republicanos y demócratas) presentaron un proyecto de ley para hacer posible el libre turismo de ciudadanos estadounidenses a Cuba. Ahora es prohibido por la ley. Esto nos demuestra que también entre los republicanos existe voluntad de cambiar la política de EEUU hacia Cuba.

Claro está que en Estados Unidos existen esos cubanos y estadounidenses, como la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen, que se oponen rotundamente a todo tipo de negociación mientras Cuba no haga meros cambios en su política interna en dirección aotro modelo democrático.  Ros-Lehtinen nació en La Habana y está casada con el abogado Lexter Lehtinen. (El apellido Lehtinen es finlandés e indica la descendencia del cónyuge de Ileana Ros.)

Entiedo un poco la postura de Ros-Lehtinen. Hace unos días y después de esas negociaciones entre Cuba y Estados Unidos, escuché en un canal de televisión de Nicaragua como un profesor de una universidad estadounidense decía que existen diferentes formas de pensar, por ejemplo sobre los derechos humanos. Según fuentes estadounidenses también en el asunto de los derechos humanos se había conversado y, por su parte, según los cubanos no se había hablado sobre el tema. Según ese profesor la diferencia de puntos de vista se basa en la idea que los cubanos tienen de ver los derechos humanos como una cuestión de permisos y no, a como se ve en Estados Unidos y en otros países, como un derecho de cada individuo.

Según el costarricense Oscar Arias, Nobel de la Paz, es bueno el acercamiento entre EEUU y Cuba y el cambio de la política estadounidense. El cambio de política con relación a China a traido grandes cambios a la economía y a la sociedad china y en ese sentido se debería avanzar.

Una de las valoraciones más curiosas que he leido sobre las palabras de Raúl Castro en San José es que esas palabras iban dirigidas a los presidentes izquierdistas de la región, principalmente para aquellos que han estado preocupados por el acercamiento entre Estados Unidos y Cuba y por un posible cambio de política en La Habana.

Lo de Ortega

Un pequeño escándalo ha surgido en San José por la actitud del presidente de Nicaragua Daniel Ortega al salir de la cumbre con anticipación y dejar como jefe de la delegación nicaragüense a Rubén Berríos, secretario general de un partido independentista de Puerto Rico. Al presidente de Costa Rica no le quedó otra alternativa más que clausurar la reunión una hora y media antes de lo previsto.

La próxima cumbre será en Ecuador y, entre otros, el presidente de Ecuador Rafael Correa repudió la forma de actuar de Ortega. La verdad que es comprensible sólo desde el punto de vista de que el objetivo de Ortega era hacer conocer a la opinión pública la existencia de un movimiento independentista en Puerto Rico, algo que se sabe pero sobre lo que no se habla casi nada. Entiendo, sin embargo, que es irrespetuoso dejar la delegación nicargüense no en manos de dirigentes nicaragüenses.  Puerto Rico no pertenece a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe. Los asuntos independetistas son para otros foros internacionales.

El texto ha aparecido en finlandés en el diario Uusi Suomi.

El valor de una foto

En una emisora de radio finlandesa decían hace un par de días que las fotografías viejas de papel son muy valoradas y tienen mucha demanda entre los coleccionistas. Decían también que muchos desearan vivir lo que no han visto y vivido en carne propia. Comprendo esa explicación perfectamente.  Al igual que millones y millones de personas en el mundo entero, veo con mucha congoja fotos de la patria y de la gente querida que dejé al emigrar al extranjero. En esas fotos aparecen momentos, alegres y tristes, perdidos.

Por ejemplo, tengo una foto de personas muy conocidas y queridas para mí. Me gusta mucho esa foto porque recuerdo algo agradable de cada una de las personas que aparece.

En la foto está mi madre con sus hermanas y hermanos. Algunos y algunas ya han fallecido. Cuando la foto fue tomada, yo no estaba en Achuapa, mi pueblo natal y lugar de residencia de mi familia Reyes. Ese, era el día del entierro de uno de mis tíos. Importante momento que he perdido. La foto es un símbolo de como en los momentos difíciles, los familiares se unen.

En Nicaragua, y quizá también en otros países latinoamericanos, se piensa que los logros de las personas se miden a la hora de su entierro. La cantidad de personas que asiste al entierro indica el amor por la persona que se va. Las multitudes en los entierros traen consuelo a los que se quedan.

Una foto importante, impresionante y de gran significado para uno, puede trear otro mensaje a otras personas.

En los medios de difusión nórdicos cuando se escribe sobre América Latina, generalmente, publican fotos de catástrofes, pobreza, sufrimiento, corrupción, droga. La vida cotidiana de los ciudadanos en Lationoamérica sencillamente no se conoce.

Este artículo ha sido publicado en finés en el diario Bilingüe de Uusi Suomi.

Por eso de los derechos de autor, este es un artículo de una fotografía sin esa misma foto.

A 35 años de un 19 de julio en Nicaragua

Era una chavala, una cipota, una chigüina a como dicen y abundaban en Nicaragua por aquellos años revueltos de finales de los 70. Durante los años 1978 y 1979, en Nicargua se dieron grandes batallas entre la guardia del dictador Anastacio Somoza, último miembro de la dinastía Somoza que dominó Nicaragua por unos 40 años.

Eran días de desaparecidos, encarcelados, asesinados y todo tipo de terror. Entre mi casa y la escuela de Achuapa, el pueblito que me vio nacer, se situaba el cuartel de la Guardia Nacional (GN). Al pasar por el cuartel solíamos ver a los soldados limpiando el arma, haciendo ejercicios o charlando. Ya para esos años mencionados, de vez en cuando traín de las comarcas uno y otro preso. Se decía que en las afueras del pueblo habían campamentos guerrilleros. La cantidad de detenidos fue aumentando de un día a otro.

“En la carretera que lleva a Río Grande y al Sauce hay un hombre quemado”, vinieron a decir un día. “En el Guayle hay campamentos guerrilleros”, vinieron a decir otro día.

Mi madre era una de las costureras del pueblo y sus clientes eran generalmente mujeres. Mi mamá se enteraba de diferentes noticias, gracias a sus clientas que la mantenían al tanto. La iglesia del pueblito era otro lugar donde los achuapeños y las achuapeñas iban a intercambiar noticias después de la misa. Me parece que más que antes y después, durante la guerra se iba más a menudo a la iglesia.

En casa se mantenía abierta la biblia en un salmo que pedía protección. Recuerdo una vez que volvíamos con el padre de la iglesia en una camioneta cargada de niños de una actividad religiosa en Río Grande. Sólo había llegado a mi casa y me habían dado un plato de sopa de frijoles rojos, cuando salí corriendo con el plato a tirarme al piso. Nos habían dicho que cuando escucháramos disparos, que lo más seguro era acostarse junto a la pared de ladrillo. Mi mamá cerró rápido y a como pudo las puertas de la casa, enmedio de un tiroteo. Pasamos toda la noche en el piso sin nada, esperando que todo se calmara y amaneciera.

Al día siguiente todo era calma. Por temor a pagar las consecuencias, nadie salía de sus casas. Nos dijeron que solamente un burro había muerto frente al cuartel de la guardia. Los días pasaron y de mi hermano no sabíamos nada. Sabíamos que mis primos andaban en la guerrilla porque una vez a mi tía y tío los trajeron de su finca al cuartel de la guardia y los tuvieron detenidos para que dijeran donde estaban sus hijos. Fueron días tristes. Nadie se atrevía a llevarles comida por temor a ser encarcelados. A las más pequeñas de la casa nos encomendaron esa peligrosa tarea. Cuando llevamos la comida, nos dijeron que a mi tío no le darían nada. A mi tía tuvimos que dejarle el plato de comida en el suelo como a un perro. Como no pudieron hacerlos hablar, los dejaron libres.

Un día pasó alguien diciéndole a mi mama que al parecer los guerrilleros andaban cerca y que de un día a otro se aparecerían por el pueblo. Lo más conveniente era pues preparar lo indispensable por si teníamos que escapar. Nuestra casa estaba en la misma calle del cuartel en acera contraria. Cada uno puso en una bolsa ropa para cambiar, cepillo de diente, peine y jabón.

Una madrugada a finales de junio, mi mamá se levantó como de costumbre a hacer el café para el desayuno y se encontró con un patio lleno de hombre y mujeres armados. Le dijeron que el combate estaba por comenzar y que lo más seguro para la familia era que se fuera de la casa. Mi mamá vino a despertarnos diciendo que los guerrilleros ya estaban allí. En aquel momento pensaba que los guerrilleros eran cahorros de algún animal o algo así. Qué sabía yo de guerrilla. Me levanté corriendo a ver como eran esos guerrilleros y vi jóvenes vestidos de verde y ropa obscura con pañuelos rojos en la cabeza o en el cuello y llevaban armas. Me pareció ver caras conocidas.

Cogimos las bolsas que teníamos debajo de la cama y salimos corriendo. La meta de la carrera era la casa de Tío Diego Reyes que vivía en Río Arriba. Al salir del pueblo, el camino estaba lleno, principalmente de mujeres y niños. Todos corríamos a sálvese quien pueda. Ya al atravesar el hermoso río que queda a la salida del pueblo, comenzaron los combates. Vi como un bebé cayó al agua y alguien lo salvó y se lo devolvió a su madre (la llamaban Zunilda), vi como las balas silbaban por encima de nuestras cabezas. Avanzamos casi gateando hasta llegar a la finca.

La casa de mi tío estaba repleta de gente. Entre niños y adultos (casi todos mujeres) éramos más de treinta. Las mujeres cocinaban desde la mañana hasta la noche con el consentimiento de la gran Tía Carmen. De vez en cuando se escuchaban los ruidos del combate. el 30 de junio de 1979 nos vinieron a avisar que los guardias se habían entregado y que habían sido enviados en camiones hacia Honduras. Esa era la generosidad de la guerrilleros dirigidos por Victor Hugo Tinoco.

En la tarde del 30 de junio, todo el pueblo fue citado a la iglesia, donde se nos explicó el significado de la liberación de Achuapa y Nicaragua y sobre la continuidad de la lucha.

De vez en cuando algún avión militar sobrevolaba causando pánico. Decían que en Estelí estaban bombardeando. Decían que León era un calvario y que los guerrilleros avanzaban hacia la capital, Managua.

No asistíamos a la escuela y aprendíamos a defender esa libertad del pueblo. Desde pequeños aprendimos a empuñar un arma. La comida era escasa y los muchachos, a como popularmente se les llamaba a los combatientes pedían vacas y comida a los que tenían y repartían la carne entre la gente del pueblo. En las calles casi cada noche habían fogatas y cantábamos juntos canciones de protestas y el himno del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Una tarde, al llegar a mi casa de casa de una tía, escuchamos la gran noticia de que Somoza se había ido. Muchos no comprendían como ese asesino había podido escapar del país rumbo a Paraguay. En la televisión de Doña Matilde vimos una Managua llena de gente gritando vivas a la revolución y llorando feliz por tener una Nicaragua liberada a punta de pólvora y sangre. Eran los primeros alientos de la revolución Popular Sandinista de Nicaragua que duró desde 1979 hasta 1990. Era un 19 de julio.

Triste saldo: “30 000 muertos en 7 semanas, 500 000 damnificados, 150 000 refugiados, un país en bancarrota…”